Síganos Síganos en Facebook Síganos en LinkedIn Síganos en Twitter

  1. Página principal >
  2. Novedades >
  3. ¿Pero de dónde sale esa vocecita que oigo en mis auriculares?

¿Pero de dónde sale esa vocecita que oigo en mis auriculares?

¿Pero de dónde sale esa vocecita que oigo en mis auriculares?

En octubre de 2019 se celebra el centenario de la interpretación de conferencias.

En un artículo publicado recientemente por la intérprete jefa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se cuenta que el origen de la interpretación simultánea se asocia a menudo de manera equivocada con los Juicios de Núremberg que tuvieron lugar tras la Segunda Guerra Mundial. Pero fue en realidad la OIT quien ideó este concepto, hace ya 100 años.

Intérprete de la Organización Internacional del Trabajo

Vamos a aprovechar esta oportunidad para analizar el escabroso trabajo que realizan los intérpretes de conferencias en su día a día. Cómodamente instalados en su cabina acristalada, con los auriculares puestos, el micrófono listo, ordenador y pantallas encendidos, los intérpretes esperan a que el primer orador tome la palabra. Escuchan, analizan el sentido de sus palabras y las interpretan en el idioma de destino, escuchando y analizado ya el segmento de información siguiente, todo ello sin interrupción y con solo unos segundos de diferencia.
Los intérpretes trabajan siempre en pareja, relevándose cada veinte o treinta minutos para limitar los efectos del estrés en el cerebro.
No se trata únicamente de traducir las palabras, sino más bien de deducir su sentido.


El origen de la interpretación simultánea se asocia a menudo con los Juicios de Núremberg que tuvieron lugar tras la Segunda Guerra Mundial.
Pero en realidad fue la OIT quien ideó este concepto. Hasta mitad de los años 20, en todas las reuniones de la OIT se realizaba interpretación consecutiva. El orador decía varias palabras y el intérprete tomaba nota del discurso con la ayuda de una técnica particular de toma de notas. A continuación, el orador hacía una pausa para permitir al intérprete realizar su intervención en el idioma de destino. Este método era lento y pesado, incluso teniendo en cuenta que en aquella época la interpretación consecutiva se realizaba únicamente en inglés y francés. Dicho método se utiliza aún en nuestros días, frecuentemente durante conferencias de prensa.

Desde entonces la interpretación simultánea ha evolucionado y emplea en la actualidad las tecnologías más novedosas disponibles. El material proporcionado por Tradivarius se ciñe así a las normas de calidad más recientes, siguiendo sus intérpretes de cerca la evolución del mercado.


En los años 70 comenzaron a observarse problemas de salud relacionados con la interpretación simultánea, entre ellos alcoholismo, insomnio y ansiedad. Existen múltiples estudios científicos centrados en los efectos que escuchar, analizar y traducir discursos e intervenciones realizadas a un ritmo de entre 130 y 180 palabras por minuto tiene sobre el cerebro. Teniendo en cuenta los resultados de los mismos, se han adoptado normas específicas en relación con las condiciones de trabajo de los intérpretes simultáneos, incluyendo la duración de su trabajo y el tiempo de descanso.

Close